Archive for the 'jamón' Category

El Jamonero

Pues tal y como os prometí en la entrada sobre “El jámon hace familia”  os pongo la foto del jamón colocado en el jamonero que yo mismo construí. Como podéis ver, suelo acompañar las virutas de jamón con unos trocitos de queso curado de oveja y un vasito de vino tinto.

Hay un detalle que algún día mejoraré de este jamonero, es la sujeción inferior del jamón. Ahora mismo son dos escuadras metálicas (queda bastante feo), pero quiero poner un tornillo pasante desde la parte inferior de unos 8mm de grosor con un poco de punta para que se clave el jamón. La sujeción de la parte superior queda fuerte anudando con el cordón que traía el jamón, no sé si cambiarlo.

Anuncios

El Jamonero

Pues tal y como os prometí en la entrada sobre “El jámon hace familia”  os pongo la foto del jamón colocado en el jamonero que yo mismo construí. Como podéis ver, suelo acompañar las virutas de jamón con unos trocitos de queso curado de oveja y un vasito de vino tinto.

Hay un detalle que algún día mejoraré de este jamonero, es la sujeción inferior del jamón. Ahora mismo son dos escuadras metálicas (queda bastante feo), pero quiero poner un tornillo pasante desde la parte inferior de unos 8mm de grosor con un poco de punta para que se clave el jamón. La sujeción de la parte superior queda fuerte anudando con el cordón que traía el jamón, no sé si cambiarlo.

El jamón hace familia

Nunca me he atrevido a comprar un jamón entero para el consumo en casa, siempre lo he comprado en la charcuteria/supermercado cortado en lonchas, pero estas fiestas navideñas me regalaron un jamón. (Por cierto, muchas gracias a quien me lo regaló; si alguien más se anima que no lo dude ;-)).

Como hemos pasado las fiestas en Caudiel,  pues allí que me fuí cargado con el jamón.

Mi primer problema fue que no tenía jamonero. Resulta muy difícil, por no decir imposible, cortar jamón sin que esté bien sujeto. Así que aproveché para hacer un poco de bricolaje. Con unas maderas, unos tornillos y un poco de maña construí un soporte para el jamón. No es un jamonero profesional, pero ha hecho su papel. (En cuanto tenga un rato os pongo una foto, la que hay ahora la encontré en internet).
Otro utensilio especialmente necesario es un cuchillo bien afilado. En este caso opté por comprar uno en una ferretería de Segorbe.
Ya solo tuve que poner el jamonero improvisado en la cocina y colocar el jamón sobre él para comenzar ha sacarle las lonchas. Además de disfrutar con esta “faena”, ha sido el punto de reunión de la familia. Cada vez que me ponía a cortar jamón, por allí que aparecían alguno de mis hijos o mi mujer para decirme (“cortame un trozo largo”, “quiero una cortada gorda”, “cortame unos taquitos”).

Hemos disfrutado del jamón y os aseguro que repetiré.

El jamón hace familia

Nunca me he atrevido a comprar un jamón entero para el consumo en casa, siempre lo he comprado en la charcuteria/supermercado cortado en lonchas, pero estas fiestas navideñas me regalaron un jamón. (Por cierto, muchas gracias a quien me lo regaló; si alguien más se anima que no lo dude ;-)).

Como hemos pasado las fiestas en Caudiel,  pues allí que me fuí cargado con el jamón.

Mi primer problema fue que no tenía jamonero. Resulta muy difícil, por no decir imposible, cortar jamón sin que esté bien sujeto. Así que aproveché para hacer un poco de bricolaje. Con unas maderas, unos tornillos y un poco de maña construí un soporte para el jamón. No es un jamonero profesional, pero ha hecho su papel. (En cuanto tenga un rato os pongo una foto, la que hay ahora la encontré en internet).
Otro utensilio especialmente necesario es un cuchillo bien afilado. En este caso opté por comprar uno en una ferretería de Segorbe.
Ya solo tuve que poner el jamonero improvisado en la cocina y colocar el jamón sobre él para comenzar ha sacarle las lonchas. Además de disfrutar con esta “faena”, ha sido el punto de reunión de la familia. Cada vez que me ponía a cortar jamón, por allí que aparecían alguno de mis hijos o mi mujer para decirme (“cortame un trozo largo”, “quiero una cortada gorda”, “cortame unos taquitos”).

Hemos disfrutado del jamón y os aseguro que repetiré.

El jamón hace familia

Nunca me he atrevido a comprar un jamón entero para el consumo en casa, siempre lo he comprado en la charcuteria/supermercado cortado en lonchas, pero estas fiestas navideñas me regalaron un jamón. (Por cierto, muchas gracias a quien me lo regaló; si alguien más se anima que no lo dude ;-)).

Como hemos pasado las fiestas en Caudiel,  pues allí que me fuí cargado con el jamón.

Mi primer problema fue que no tenía jamonero. Resulta muy difícil, por no decir imposible, cortar jamón sin que esté bien sujeto. Así que aproveché para hacer un poco de bricolaje. Con unas maderas, unos tornillos y un poco de maña construí un soporte para el jamón. No es un jamonero profesional, pero ha hecho su papel. (En cuanto tenga un rato os pongo una foto, la que hay ahora la encontré en internet).
Otro utensilio especialmente necesario es un cuchillo bien afilado. En este caso opté por comprar uno en una ferretería de Segorbe.
Ya solo tuve que poner el jamonero improvisado en la cocina y colocar el jamón sobre él para comenzar ha sacarle las lonchas. Además de disfrutar con esta “faena”, ha sido el punto de reunión de la familia. Cada vez que me ponía a cortar jamón, por allí que aparecían alguno de mis hijos o mi mujer para decirme (“cortame un trozo largo”, “quiero una cortada gorda”, “cortame unos taquitos”).

Hemos disfrutado del jamón y os aseguro que repetiré.


Calendario

enero 2018
L M X J V S D
« Dic    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

RSS Cosas que Leo

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Estadísticas

  • 4,043 hits